21 de abril de 2017

Una semana en Galápagos!!

¿No os estabais preguntando por qué llevo dos años en Ecuador y aún no había visitado las Islas Galápagos? 

Bueno, primero, es un destino caro, y segundo, hacen falta unos cuantos días para que la visita a las islas valga la pena. Así que aprovechando tres días seguidos que fueron festivos en diciembre, que junto a un fin de semana y dos días de vacaciones que me cogí, logramos hacer una semana completa sin trabajar. Además, residir en Ecuador tiene sus ventajas, pues los billetes de avión son más baratos y la entrada al parque nacional también lo es. Los turistas pagan 100 dolares por el ingreso, y los ecuatorianos y residentes, creo que pagamos 10... todo son ventajas!! 

Viajamos con Espe, su madre y su hermana, y el primer día para ahorrar tiempo, después de aterrizados en la isla Baltra, de camino a Puerto Ayora, la capital de la isla Santa Cruz, le pedimos al taxista que nos llevase a conocer los cráteres gemelos (un par de hundimientos de cráteres que se han llenado de vegetación) y el rancho Primicias, propiedad privada que tiene unos cuantos charcos de lodo donde se acumulan las world famous & greatests tortugas galápagos. Es impresionante como por todo el camino, estos formidables animales caminan libres mires donde mires, en ocasiones bloqueando la carretera. 

Me encantó ver a estos vejestorios centenarios que te miran indiferentes. 









































Antes de salir ya destino Puerto Ayora pudimos caminar por el interior de un túnel de lava, unas formaciones muy interesantes semejante a los túneles que enseñé en las entradas de Hawái. Muy divertido pasar por debajo de un hundimiento casi a rastras.






Cambio de guardia en Carondelet // Basílica del voto nacional

Hace tiempo que me habían recomendado asistir a un cambio de guardia del palacio presidencial o palacio de Carondelet, sin embargo al ser un día entre semana, es bastante complicado organizarse (y tener el día libre). Finalmente tuvimos la oportunidad de asistir un lunes a este bonito evento, bastante más concurrido de lo que habría imaginado. 

Llegamos pronto y nos posicionamos bien, justo detrás del grupo de veteranos de la guerra del Cenepa, que ocurrió entre Ecuador y Perú durante un par de meses de 1995 y acabó por delimitar formalmente la frontera que llevaba tiempo en disputa. 

Después de un sol abrasador, comenzaron a sonar las cornetas y los guardias de las puertas comenzaron a moverse, iniciando así el cambio de guardia, donde con presidente y vicepresidente en el balcón más alto, se realizaron desfiles a pie y a caballo, además de tocar diferentes melodías militares. 

Un bonito acto bajo el sol que recomiendo a todo el mundo. 

































Después seguimos paseando hasta llegar a la Basílica del Voto Nacional, el templo neogótico más grande de América, hecho en bloques de cemento y con vistas panorámicas desde sus torres hasta el centro de Quito. Es un monumento impresionante, con detalles interesantes como sus gárgolas representando la fauna característica del país, como los caimanes, los monos aulladores, los piqueros patas azules o los osos hormigueros. Este lugar es siempre visible desde el centro de Quito, pero no todo el mundo lo visita, y debería ser una parada imprescindible para el turista. 
























y para acabar bien el día, una escapadita hasta el parque Itchimbia....