28 de agosto de 2008

Paralelismos

Tras años de investigación y de cuidadoso y detallado apunte personal, he llegado a una conclusión de paralelismos en la tercera edad femenina, o más conocida como viejas, de todo el mundo. Ocurre que el transporte público debe liberar algún tipo de feromonas que solo detectan las mujeres de tercera edad y se vuelven como locas, adquieren una fuerza, velocidad y superpoderes extraordinarios con tal de conseguir un asiento libre o de ponerse al lado de la puerta para bajar, tres estaciones antes de su parada.

Es un hecho, este comportamiento confluye en todo el mundo que conozco.

4 comentarios:

una vida lo que un sol dijo...

allí tb pasa?

yo pensaba que era algo propio de españa! que lo daba el clima o qué sé yo...

Fernando dijo...

Estoy completamente de acuerdo, pero no solo les ocurre en los transportes públicos, también en las consultas del médico y en los mercados, donde puede ser peligrosísimo para tu integridad física pedir algo delante de una vieja que afirme estar alli antes que tu.

el Tiu Cancho dijo...

¡¡Hola SER!! Parece que lo de las viejinas es algo general, sí. Sigue fijandote que lo mismo acabas publicando algo de etología humana xD. Por cierto, quiero decirte que me encanta tu nuevo blog, y aunque no comente nunca lo leo siempre. Me alegro de que estés viviendo esta experiencia. ¡Un saludo y pásalo genial!

Anónimo dijo...

fijate, que era algo que percibia pero no sabia lo que era, ahora que estoy mas de edad lo logro, de repente me dan el asiento en el bus pero no en el metro,si me levanto antes solo una parada antes. creia que era por lo regia que soy y no por lo vieja jajajajaja
eres guapo, saludos