8 de septiembre de 2008

Cerro San Cristobal

Ha venido a casa una amiga de Simón, Pierrete, otra francesa muy simpática. Todos querían subir al cerro San Cristobal, que es uno de los destinos más turísticos de Santiago, al que yo todavía no había subido, así que me apunté. Subimos en un funicular y una vez arriba se escuchaban cánticos angelicales super divertidos, y en lo alto una iglesia y una virgen gigante con luces de colores. Vamos, que casi me arrodillo de la impresión, fue alucinante. 

Pero bueno, realmente lo alucinante son las vistas que hay desde ahí arriba. Mires hacia donde mires ves casas, se ve todo Santiago, y esperamos hasta el anochecer. Una pena que la contaminación de Santiago no dejase ver las montañas que hay al rededor, debo subir en una ocasión en la que haya llovido el día anterior y haya arrastrado toda la mierda hacia el suelo (es en esos momentos cuando Santiago es lindo estés donde estés, porque se ve toda la cordillera preciosa y nevada).



















5 comentarios:

Señor Negro dijo...

Una auténtica pasada.
Menudas vistas, menuda experiencia.

Un abrazo.

Toru Watanabe dijo...

me encantan los funiculares!!

Raul Ruiz Lima dijo...

Que pasa cari, que pinche cuatriliverga conchatumadre pendejo culiao zapote recontrapelotudo ... se nota que ya ando por la madre patria. Dandolo todo con animal, haber si hay suerte. te mando una dircción fiestera http://www.ranchera.com.sv/online.htm
radio ranchera la mera mera, tigres de 3 a 4 de lunes a jueves y de 8 a 10 viernes y sábado etc. era la emisora que escuchaba en El Salvador, y es una fiesta. que la disfrutes. Un abraso mihelmano. Por cierto que tal las güeritas chilenas y visitantes...
Besitos miamolsito

Wendy Pan dijo...

Bonito viaje en funicular, seguro!

Brenda dijo...

oye, y te vienes al MetroRock? el sábado abre el saxo, que no se te olvide.