23 de diciembre de 2008

En Santiago de nuevo

Bien bien, parece que se acabó la primera etapa de estas vacaciones de verano, ya estoy en casita de nuevo, que por cierto, está muy muy sucia, mi habitación está cubierta de polvo, a ver si mañana la limpio, aunque debo hacer más cosas como compras para la cena del 24 y la comida del 25...

Me quedé en Temuco, donde no sabíamos si volvernos directos a Santiago por la lluvia o irnos hacia Pucón. Resultó que tras el día increiblemente lluvioso que pasamos, a la mañana siguiente apareció despejado y soleado, así que a Pucón directos. Ese día en Temuco, Paulina nos hizo un tour en su coche y nos enseñó la ciudad entera, se portó demasiado bien, muchos besos Paulinita y muchas gracias de nuevo!!

En Temuco vimos en la tele la final de la liga de futbol. Y casualmente llegó el Palestino del que he hablado en otras ocasiones a la final contra Colo colo, uno de los equipos más importantes. Perdió Palestino, pero al menos llegaron a la final que es un paso importante... jejeje

En Pucón hicimos una pequeña vuelta hasta unas cascadas llamadas "los ojos del caburgua" y fuimos también al lago Caburgua. Todo aliñado con unas espectaculares vistas del volcán humeante Villarrica. Y poco más, de ahí 10 horitas de bus hasta Santiago, donde me encuentro con Ralf en su última noche acá. A las 14 sale su avión hasta Alemania, le echaremos mucho mucho de menos...







Nos estamos tomando unos mates de despedida y aguantando en vela actualizando blogs mano a mano...

2 comentarios:

Yo... golondrina dijo...

Fue más que un placer ayudarlos aunque fuese un poquito... de todas formas, me siento mal, porque siento que no los acogí lo suficiente... pero bueno, tú sabes en qué líos me estoy metiendo (jajaj xD), líos que al parecer ya están desenredándose y llegando a un excelente final.

Besotes enormes sergio, me alegra que ya estés de vuelta en tu casita.
Saludos a las chicas...

ordago13 dijo...

me alegro que lo pasaras en grande¡¡¡

a mi me toca hoy cena de cumpleaños de hugo en el chino de prosperidad...

y luego todas las fiestas navideñas