16 de diciembre de 2008

Quellón y Chonchi

Bueno, después de unas 12 horas de viaje en el autobús más subrealista de la historia llegamos a Quellón, la "ciudad" más al sur de la isla grande de Chiloé. Poco a poco fuimos haciendo contacto con las gentes que habitan esta zona en el bus que nos llevaba. Prácticamente no entiendo nada de lo que me dicen, es como si no hablasen mi mismo idioma, pero al mismo tiempo se les ve una gente maravillosa mucho más amigable y de otra forma de ser completamente diferente a lo que me tiene acostumbrado Santiago. Aquí no me da miedo caminar con mi cámara por la calle, en Santiago a veces sí.

Ayer pasamos la tarde en Quellón, en unas cabañas que alquilan, super a gusto. Hoy hemos intentado durante todo el día conseguir que un pescador nos llevase a ver las ballenas azules que hay al sur de la isla, por lo que he leido una de las poblaciones de ballena azul que se pueden observar cerca de costa más grandes del mundo. Pero... no ha podido ser, todos le hacían más caso a la pesca de almejas que al turismo. Creo que éramos los únicos turistas en el lugar. Ahí también termina la ruta panamericana, que empieza en Alaska. Al final hay un monumento que en teoría tiene las banderas de todos los países por los que pasa, pero no las tenía puestas...debe estar el lugar un poco de capa caida. La mujer de la cabaña nos ha regalado un bacalao que han hecho las chicas al ajo arriero que estaba para chuparse los dedos, casi estallo de tanto comer, algo sobrehumano. Indescriptible.

Hoy estamos en Chonchi, un pueblito tranquilo también de pescadores, no hay nada que hacer más que ver la iglesia, que por supuesto ya está vista. Hemos dado unos paseos de un lado al otro del pueblo y mañana iremos al parque nacional de Chiloé, que sale el bus desde acá. A la noche iremos a la capital, Castro, donde supongo que habrá mucha más oferta turística.

Me está encantando esta isla, parece perdida en el mundo y apartada del resto de civilización...











4 comentarios:

Paula dijo...

Sólo quería que supieras que te leo, y que te echo de menos. Un beso enorme, queridísimo Ser!

Anónimo dijo...

Gracias por contarnos vuestras aventuras, os extraño mucho
Besos enormes para todos
Al (la de la cocina limpia)jajaja

**Uxia Romasanta** dijo...

Gracias por tu e-mail.
Menuda experiencia te estás llevando..... :)

**Uxia Romasanta** dijo...

Gracias por tu e-mail.
Menuda experiencia te estás llevando..... :)