26 de enero de 2009

Chachapoyas y tantas cosas

Chachapoyas, ese lugar de peculiar nombre en el que no esperábamos encontrar demasiado, resultó ser un pequeño pueblo rodeado de espectaculares restos preincas. Mucho que ver y demasiado poco tiempo, pero bueno, vimos lo imprescindible.

Tomamos un tour con guía y a mitad de camino reventamos rueda, el gato de la furgoneta estaba estropeado y paramos a un coche, en el que casualmente viajaba el presidente de la región, que amablemente nos prestó su gato y nos dio la mano a todos. Votaremos por él en las siguientes elecciones, seguro.

Las enormes ruinas que Kuélap, de la cultura chachapoya, que significa "hombre de los bosques". Es una ciudad más grande que Machu Picchu, o al menos creo que es más grande, y las casas allí son circulares. Lo mágico de este lugar es el poco turismo (no creo que fuesemos más de 25 personas en total visitando el monumento) y lo descuidado que está, con árboles creciendo entre las murallas. A mi, personalmente, la ruina en sí me ha gustado más que Machu Picchu, aunque este último está rodeado de montañas y selva mucho más espectaculares que el de Kuélap.

Es curioso observar cómo los incas dominaron a los chachapoya y no destruyeron la ciudad, sino que la ocuparon, y se encuentran algunos edificios incas, reconocibles por ser rectangulares, en mitad de la cuidad de casitas redondas.

Y bueno, poco más, como ya digo había infinidad de cosas que ver en los alrededores, como para quedarse cinco días, pero nuestro siguiente destino ya nos llama demasiado, y en unas horas sale nuestro bus a Yurimaguas, desde donde tomaremos el barco hasta Iquitos, que tardará 3 días en llegar, comienza la aventura amazónica.













4 comentarios:

Al dijo...

besos a tod@s!! que bien te haces acompañar Ser!! jjajaj

Al dijo...

besos a tod@s!! que bien te haces acompañar Ser!! jjajaj

Anónimo dijo...

cogiste un tour???? pero sergi...se me empieza a caer un mito.... yo estare alli mañana y a ver si podemos ir por nuestra cuenta.....tiene ke estar muy guapo

Guillermo dijo...

hola, no os conozco, pero he caido aqui de rebote, hice un viaje muy parecido al vuestro y siento una tremenda curiosidad por saber como llegasteis a chacha y como os fuisteis a trujillo. os suena leymebamba, blasas y celendin? me estan entrando ganas de marcarme otro viajecito como estos otra vez. saludos y a seguir viajando