14 de febrero de 2009

La pá, la pá, la pá, La Paaaaz

Por fin nos encontramos en la Paz, la capital más alta del mundo, y como era de esperar, vuelve a dolereme la cabeza y el estómago, maldito mal de altura. Las chicas están bien, debe ser que los de madrid somos unos flojos...

Llegamos de Porto Velho a Guayaramerin en autobús (cinco horas) y cruzamos la frontera Brasil/Bolivia. La policía internacional no abría hasta las ocho de la mañana para ponernos el sello de ingreso al país, y el único autobús a la Paz salía a esa misma hora, así que dimos el bus por perdido y pensamos en hacer noche allí, pero por si acaso, después del sello, fuimos a la terminal de bus, y encontramos que el bus llevba más de una hora de retraso, y pudimos tomarlo. Un autobús con ruedas de todo terreno para ir por las fangosas carreteras de la selva. Finalmente, después de 43 horas de viaje llegamos a la Paz a las cinco de la mañana, un poco aturdidos todavía por el cambio climático; hemos pasado de estar sudando en la selva a tener que ir bien abrigados porque el altiplano es muy frío. Añadir que en Guayaramerin solo hay dos cajero automáticos, uno fuera de servicio y otro que no funciona, así que menos mal que viajamos con clara, que llevaba euros en efectivo y pudimos cambiar dinero para pagar el viaje de bus.

Y bueno, poco más que contar, lo primero que hemos hecho ha sido venir a internet a la salida del hostal, ahora vamos a visitar la ciudad.


2 comentarios:

mamilla dijo...

Bueno Sergio,aunque tu dices que te escribe poca gente, que sepas que somos muchos los que seguimos tu blog, y nos emocionamos con tus comentarios y lo bien que escribes.
Estamos orgullosos de ti y te queremos.

Anónimo dijo...

Es verdad que escribes muy bien,tambien que somos muchos los que seguimos tu blog¡
Conozco gente que me ha comentado que escribio un mensaje que luego no aparece.
Animo y suerte chicos. M.U.