28 de febrero de 2009

Reserva nacional de Avaroa y Salar de Uyuni

Bueno, han sido cuatro días de no parar, de mucho madrugar y de ver millones de cosas. Hemos visto muchas lagunas de colores, infinidad de volcanes, flamencos, aguas termales, rocas volcánicas, formaciones erosionadas por el viento, pequeños pueblos perdidos en la nada, y lo más impresionante de todo, el salar de Uyuni. No tuvimos mucha suerte el día del salar, porque estaba nublado y el sol no reflejaba el blanco lo suficiente como para poder hacer unas fotos decentes, pero la inmensidad blanca de la sal se quedará en nuestras mentes para siempre. También hemos dormido en un hotel construido totalmente con sal, hemos visto vicuñas y hasta un cementerio de trenes. Nuestro guía se llamaba Pedro, conducía un jeep, cocinaba, sabía de todo sobre el parque, reparaba los desperfectos del auto y hasta tenía un cable para enchufar nuestra música a la radio del jeep. La agencia fue cordillera tours y hemos quedado encantados con el servicio, ha sido una experiencia inolvidable. Creo que lo mejor del viaje después de la selva.

Ahora a las 18:30 tenemos los billetes de bus para ir a la Serena y Valle del Elqui.























5 comentarios:

Anónimo dijo...

sencillamente genial sergio¡
¡genial, genial¡
¡queremos más¡ un saludo. M.U.

MARI JOSE dijo...

Hola hijo, menos mal que ayer por lo visto llamaste a casa y hablaste con Javi y hoy por fin he visto en el blog lo bien que estais.
Hemos estado un poco impacientes estos días por falta de noticias. Ya nos hemos quedado tranquilos. Preciosas las fotos. Nos alegramos mucho de lo que estas disfrutando. Aprovecha lo que te queda.
Un beso muy grande, te queremos

laperiodicarevisiondominical dijo...

El miércoles, muy probablemente, ande en Coquimbo. ¿Andarás por allá? ¿llevas el cel? Te daré un toque, igualmente.
Saludos.
r.

David dijo...

Tio flipar una pregunta referente al hotel hecho con sal:
¿si te haces una ensalada y no tienes sal para aliñarla que haces?jejejeje
Se la pides al de la habitacion de al lado o rascas un poquillo la pared, jejejeje
Esto del turno de noche te hace pensar mucho.

Estas llenando tu vida de grandes momentos vividos nunca olvidados.

UN ABRAZO

Luis dijo...

eh sergio, como estás? al parecer terminando el inmenso viaje... he vuelto a tu blog y me han sorprendio las fotos! estas fotos son las más impresionantes que he visto del salar (y sus alrrededores), y eso que lo he visitado y fotografiado dos veces... un abrazo grande desde argentina