26 de mayo de 2009

Paseando por Buenos Aires

Después de un viaje en bus de 20 horas y con interrogatorio en la frontera controlando si alguno de los viajeros teníamos gripe porcina, humana, o como quieras llamarla, llegué a Buenos Aires.

En teoría llegaba a las 8 de la mañana, pero llegué a las 9:30, y las personas que debían ir a buscarme no estaban... aunque en realidad sí estaban, pero fuera como fuese, no nos encontramos. Tampoco respondían al teléfono, por lo que eché a caminar hacia Plaza San Martín, de ahí a la calle Florida, después por Corrientes, subí por 9 de Julio y decidí entrar a un locutorio a ver si me habían escrito. Y en efecto, tenía un mail con un número de teléfono al que debía llamar para localizarles.

En San Telmo, nuestro amigo Martín había conseguido que le prestasen un departamento sencillo pero muy bien ubicado. Así que perfecto para nuestras andanzas.

Esa misma noche fuimos a ver a Andy Chango, que dio un espectáculo muy bueno con colaboración del gran Fito Paez, a la noche salimos por ahí hasta bien entrada la mañana. A la mañana siguiente y con pocas horas dormidas salí a pasear con Iñaki por esta ciudad que me recuerda tanto a Madrid. Nos comimos una buena parrillada y me compré una entrada para Les Luthiers, que causalmente estaban actuando en Gran Rex. El espectáculo estuvo buenísimo, y después nos tomamos unas cervezas en un bar en la calle Chile. Esa noche nos acostamos temprano, o más temprano que la noche anterior.

El domingo paseé por Corrientes para comprar libros y a las cinco de la tarde me volví para Santiago, llegando el lunes a las 12. Ha sido una visita fugaz pero ha merecido mucho la pena. Ha hecho calor (27 grados) y sol. Sol también en la cordillera de los andes, en el paso fronterizo, un lugar demasiado bonito como para ponerle una frontera en medio y estropearlo todo.

















Y en la calle Caminito conocimos a La Hormiga Roja, un hombre del norte de Argentina que vino a Buenos Aires para reivindicar los derechos indígenas y en general para protestar por todas las injusticias, disfrazándose de un modo muy peculiar. Tuvimos una larga conversación con él, o más bien él con nosotros.





Aquí dejo un tema de Andy Chango en el espectáculo que vimos y un video de Les Luthiers, por si alguien no los conoce.



5 comentarios:

_YerbaBuena_ dijo...

Echo de menos a los azafatos de tourbus, que atentos.
Desde entonces viajar en la emt nunca fue tan aburrido

Muah!

**Uxia Romasanta** dijo...

que bien t lo pasas macho...xD

Clara dijo...

Huooooolaaaaa, por si no te has fijado que te he escrito más a bajo jejeje!!!!!
Jajaja yo también pasé por la revisión de la gripe porcina!
Besitos para ti y para la gente de la casita gris!

_YerbaBuena_ dijo...

x cierto.. ahora que caigo.. la hormiga roja me recuerda mucho mucho a Cálico Electrónico

jeje

victoria dijo...

Que pinta que tiene la carne de esa foto en la que estas vos!!!! Donde fue?? Yo voy a estar yendo a Argentina, al hotel loi suites arenales, en Buenos Aires..y estoy armándome un itinerario de lugares y restaurantes para recorrer!!!