15 de julio de 2010

Good bye Mao

(Esta es la entrada que iba a poner al irme de Hong Kong)

Y adios Hong Kong, ya llevo dos dias y medio de pateadas alucinantes por esta ciudad y sus alrededores. La verdad es que es un lugar espectacular, digno de pelicula. Ayer estuve caminando por la isla de Hong Kong, que esta mas al sur de Kowloon que es donde me quedo a dormir, se cruza en el Star Ferry un barco que te cobra 20 centimos de euro para cruzarte a la otra isla; una vez alli pasee por el Soho, entre restaurantes con menus en chino, y me atrevi a entrar en uno y pedir algo al azar...fue divertido y sabroso, sentado en la misma mesa con muchos chinos que sorbian sus tallarines en sopa con un ruido y un ritmo freneticos!!

Tambien estuve en el mercado de peces (peces en bolsitas de plastico, muy curioso y cruel) en el el mercado de las flores y en el mercado de pajaros (miles de pajaros en jaulas enanas y sacos llenos de saltamontes a los que con unas tijeritas les cortan las patas para venderlos). En la tarde pasee por uno de los multiples mercados de pescado seco, y la verdad es que venia muy atrevido a comer todo tipo de cosas, pero.... guacala!! no me atrevo con el pez globo disecado y otras tantas cosas.

No he sudado mas en mi vida, y esto de ir solo te deja sin sobremesas (cosa que no se lleva mucho por aqui...) y como tampoco hay cafeterias tranquilas para sentarse un rato, pues al final camino y camino y transpiro y transpiro... pero para alante y feliz. Me duelen los pies.

Hoy he ido hasta el templo de los diezmil budas, que para acceder hay que subir por una tenebrosa escalera llena de budas dorados. Una vez arriba esta el templo en si, que se caracteriza por tener en las paredes mas de 10.000 budas, muy bonito, pero con partes en restauracion. Mas tarde me fui hasta la isla de Lantau, a Tai O, un pequeno pueblo pesquero rodeado por manglares y con casas flotantes donde venden un monton de pescados secos. Despues he ido a visitar el buda de bronce mas grande del mundo, en la misma isla y en lo alto de una montana, bastante espectacular... finalmente y de regreso "al barrio" he paseado por el mercado nocturno de Temple de nuevo, donde venden todo tipo de artilugios chinos raros y me he cortado de comprar porque no aguantarian todo el viaje en mi mochila sin romperse o abultarme demasiado, otra vez sera.

Manana me marcho a Zhaoqing y alrededores, no lo tengo aun muy estudiado, pero creo que hay por ahi un parque nacional bastante curioso, asi que ya dare senales.

1 comentario:

Anónimo dijo...

la próxima vez que te vea, algo te haré. deja de viajar, puto.
un abrazo y suerte ahí.

roberto