4 de agosto de 2010

Caras de Camboya

Otro día caminando entre templos en ruinas. Nos despertamos a las 4 de la mañana para ver el famoso amanecer (que es bonito, pero no es para tanto). Es más divertido el espectáculo de turistas sentados en sillitas de plástico a los que por tomarse un café les prestan la silla gratis, muy buen negocio.

Hoy los niños estaban por todas partes, y sus caras decían "fotografíame", y no he podido decir que no.

Creo que esta es la última entrada sobre Angkor, porque me voy mañana por la noche hacia Bangkok. Me da pena dejar este país sin haber visto más que lo que vé todo el mundo, pero tiempo es tiempo, y creo que merece un regreso y una husmeada mucho mayor en un futuro, así que ahí te quedas Camboya, guardadita en mi caja de los tesoros para que te pueda redescubrir. Espero, sea pronto.
























Y termino con la imagen curiosa del día, hasta los monjes necesitan su cigarrito para relajarse...

7 comentarios:

Juan Francisco dijo...

Chaval...cada día me flipan más tus fotos e historias...

Que envidia me das...

Por cierto, ¿qué te parece si a la vuelta nos curramos una exposición d fotos tuyas en algún lao? (yo me encargo de buscar el sitio...)

SALUD y cuidese señorito Sergio..

Ana dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Ana dijo...

Qué guapos los niños y niñas fotografiados por ti.
Mucha suerte en Bangkok.

Muah

Pau Pasaporteblog dijo...

Hola, he descubierto tu blog por los premios 20blogs y me ha encantado. Saludos y suerte. Si te animas puedes visitar el mío pasaporteblog.com

e incluso votarme. pasaporteblog en 20minutos
Gracias, Pau

vitta dijo...

Increíble las fotos sobre Camboya!!! No te imaginas las ganas que tengo de ir, aunque ahora me consta que no es temporada; así que vendí mi alma la diablo y me fui a Fiji :D

Actualmente estoy viviendo en Australia, y es de los países que nos quedan más cerquita....jejejeje
Me permitirás que te pida algunos consejillos si algún día x fin tengo la oportunidad de ir a Camboja???

Bueno, Enhorabuena x tu blog y por ese tan merecido 1er premio en nuestra categoría!!!
Un saludo desde Australia, y me alegra mucho encontrar blogs como el tuyo!!!!

Laura dijo...

Una pena que no hayas podido visitar más de Camboya, porque Siem Reap es, junto a Sihanoukville, la cuidad menos camboyana de todas, jeje.
Por cierto, me hizo gracia en el anterior post que comentabas que las casas sobre pilotes eran para protegerse del agua y quizá de las ratas. Yo también pensaba lo mismo hasta que un camboyano me dijo que ni una ni otra, que son para meter el ganado debajo (salvo en los casos en los que hay casas cerca de cursos de agua, que ahí los pilotes suelen ser más altos y sí que son para protegerse del agua). De hecho, es cierto que ahora se ve que muchas casas que anteriormente eran sobre pilotes, les han construido la parte de abajo para ampliar el espacio, a pesar de que sigue lloviendo igual e incluso más. Simplemente, ya no viven del ganado.
Pues nada, a ver si vuelves pronto

José R. González dijo...

Es increible como la naturaleza intenta engullir esos templos. Las fotos de los niños me parecen impecables! :) Un abrazo