5 de diciembre de 2012

La extinción que dio paso a la vida

El volcán se extinguió, su cráter permanece, y la vida, vive. La zona de conservación de Ngorongoro es un espectáculo de la naturaleza. Una panorámica constante que te rodea y te atrapa. Te atrapa igual que voluntariamente se encuentran atrapados miles de animales dentro del perímetro de su cráter. 

Allí se debe vivir bien, las temperaturas son más bajas y hay agua dulce durante todo el año. También hay turistas durante todo el año, pero eso parece no importarles. 

Pasamos un día entero dando vueltas, viendo toda la vida que existe y las grandes poblaciones de cebras y ñues, felices entre leonas, hienas y avestruces. Creo que es la primera vez que siento frío de verdad en mucho tiempo. Lo mejor de todo, mirarnos las caras y sentir juntos lo que estábamos viviendo.













3 comentarios:

trayon dijo...

fotones!!!

lo que mas me gusta es la combinacion grullas con corona y cebras..
cada dia que recuerdo algo del viaje me entran mas ganas d ènsar en el siguiente pais

nos vemos prontitooo

Jesús Fariña dijo...

Muy buena selección de fotos, llenas de calidad y de belleza, saludos.

ANRAFERA dijo...

Estupendas fotografías, encantador lugar.
Saludos, espero os vaya todo bien.
Ramón