9 de enero de 2013

Inesperado Tarangire

Tras un abandono temporal del blog, retorno para continuar con lo que comencé: el fabuloso viaje desde Zambia hasta Tanzania. 

Llegué con mi familia a Tarangire National Park. Después de haber visto los grandes parques del norte de Tanzania, ninguno nos esperábamos gran cosa al entrar aquí; y lo sorprendente es que resultó ser de los parques más interesantes de todo el viaje; no solo por su gran cantidad de elefantes, sino por la extensa vegetación y la gran cantidad de baobabs que inundan el paisaje. Algo excepcional. 

Pudimos ver la típica jirafa bebiendo, que era algo que aunque sea una tontería, después de haberlo visto desde pequeño en los documentales de la 2, no podía pasar por alto en la vida real. Realmente el animal se pasa más tiempo controlando que no venga nadie a comérselo que bebiendo, y su postura nos muestra que las ventajas que posee para unas actividades, se convierten en desventajas para otras. Muy emotivo todo. 

También pudimos ver a un grupo de elefantes metidos en un lodazal hasta la cabeza. Toda una familia disfrutando del baño, y los más pequeños quedándose parcialmente atrapados sin salida dentro del fango. Pasamos mucho tiempo embobados con esta bonita escena; y hasta grabé unos cuantos vídeos que han quedado muy bien, pero que con esta conexión me va a ser imposible mostraros. Seguro que youtube tiene mil vídeos mejores que el mío, así que no es ninguna pérdida grave.  

En definitiva, que siendo un parque más de los múltiples parques del norte de Tanzania, resulta ser, desde mi humilde percepción, mucho más bonito (o al menos variado) que el famoso Serengueti. Merece la pena.















Esta va a ser la última entrada de grandes parques y animales. Aquí termina la parte salvaje del viaje, y la siguiente entrada será en Zanzibar, donde concluimos el viaje y que sirvió a unos para disfrutar de las fabulosas playas del Índico y a mi para irme aclimatando de nuevo a la vuelta a Pemba-Mecúfi y sus fabulosas playas del Índico. 

He de decir que demasiado tiempo viendo parques nacionales africanos puede causar sobredosis; recomiendo que se lo tomen con calma y elaboren algo variadito si vienen por estas tierras. 

1 comentario:

Ana dijo...

Que bonito recordar, tus fotos huelen :D

gracias por este refresquito