28 de noviembre de 2016

Parque Nacional Cotopaxi

Aunque llevo en Ecuador casi dos años, solo había podido disfrutar de las vistas del famoso volcán desde la carretera, y además el acceso al parque estuvo cortado un tiempo, pues estuvo humeando y amenazando unos meses

En esta ocasión fuimos a pasear al Parque Nacional, subiendo al cerro Rumiñahui, desde donde se disfrutan unas bonitas vistas del coloso volcán Cotopaxi, de 5897 metros, el segundo más alto después del Chimborazo . No tuvimos mucha suerte, pues las nubes se anclaron a su punta y no nos dejaron verlo en todo su esplendor, pero igualmente hicimos un paseo bonito con unos amigos venezolanos. 

Los caminos al parque son accesibles con todo tipo de vehículo, aunque la vía no está asfaltada, las vistas son hermosas a lo largo de todo el camino, y en la base del cerro Rumiñahui hay un laguito con juntos donde se esconden un gran número de aves. Dicen que antes no había tanto junco y la imagen del Cotopaxi se reflejaba en el agua, lo que debía ser un espectáculo de la naturaleza. 

En la entrada al parque encontramos a un grupo de viajeros que está recorriendo América del Sur en autobús, cómo me habría gustado unirme al periplo... 
















2 comentarios:

Inés dijo...

Vengo de Descansando del mundo. Encuentro muy bello que alguien publique sobre las conchas de los caracoles y su razón embrionaria tan sencillamente como lo has hecho tú. Yo tengo un blog: laeuforiadelosinfelices.blogspot.com

SER dijo...

Gracias Inés, un gusto recibir esas palabras.