4 de enero de 2017

En mitad de la inmensidad pacífica - Hawái

En 2016 tuve la suerte de poder participar en el Congreso Mundial de la Naturaleza de UICN, que se llevó a cabo en Honolulú, isla de Oahu, Hawái. A quién no le suena la playa de Waikiki? Acaso no es mundialmente famoso Pearl Harbor, sabíais que estaba en Hawái?

La ruta de vuelo de ida pasó por el Cañón del Colorado, o al menos eso creo, juzguen ustedes mismos con las fotos que logré sacar desde la ventanilla del avión...







Después de los intensos días de congreso, con unas fabulosas vistas desde el hotel, pude aprovechar y quedarme unos días de vacaciones, donde no tuve tiempo de explorar demasiado, pero sí pude visitar dos islas y disfrutar de los encantos de unas islas que actualmente siguen creándose. 







En Oahu pude hacer la escapada de rigor hasta la famosa bahía de Pearl Harbor, donde pude visitar un memorial de las víctimas y un museo que te explica cómo sucedió el famoso bombardeo del 7 de Diciembre de 1941, lo que promovió la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. También se pueden visitar un submarino y un buque de guerra enormes, pero hay tanta gente haciendo cola que no me dio tiempo, pues ese mismo día tenía que volar hacia el que sería mi destino principal, la Isla Grande de Hawái. 












El último día, después de regresar de Big Island (próxima entrada del blog) me acerqué en autobús hasta el centro, donde visité la estatua del famoso Kamehameha I, quien después de diversas batallas entre islas, consiguió unificarlas como un único reino en 1810. Quizás a más de uno le suene este nombre por el rayo de fuego que lanzaba Goku en Dragon Ball, pues se llamaba igual. En esa pequeña vuelta por el centro también pude visitar el famoso palacio Iolani






La famosa playa de Waikiki abarrotada de gente y sin el tono paradisíaco que uno se espera al llegar.
Turistas tratando de hacer surf




Y finalmente unas fotos de Honolulú desde el cielo...







No hay comentarios: